Conoce El Verdadero Origen de los Hábitos.

¿Alguna vez te preguntaste cuál es el origen de los hábitos?

¿Alguna vez te preguntaste por qué la mayoría de los “gurus” de productividad te dicen que para crear un nuevo habito tienes que por lo menos realizar la misma actividad por un mínimo de 7 días?

Te dicen que si haces la misma actividad por 7 días luego ya se vuelve algo “normal” en tu día a día, se vuelve parte de tu rutina, por lo tanto se vuelve un nuevo hábito.

Si lo pones a prueba te darás cuenta de que es verdad.

Si decides empezar el gimnasio la primera semana se siente como la muerte. Todos los días tu cuerpo y mente te dicen NO TE VAYAS. Pero si le haces a esas vocecitas a un lado e igual te vas, la segunda semana ya no se hace tan difícil y para la tercera ya nunca más te puedes imaginar tu vida sin hacer ejercicio.

Esto nos pasa una y otra vez en diferentes ámbitos.

¿Alguna vez te preguntaste por qué 7 días y no 2 o 3?

¿Alguna vez te preguntaste por qué tu cuerpo y mente necesitan un mínimo de 7 días para incorporar por completo esta nueva actividad como parte de tu rutina, como un nuevo hábito?

Yo si me hice esta pregunta y al fin encontré la respuesta cuando lei un libro llamado El Código del Talento.

Aquí te explico lo que aprendí en mis palabras…

Para realizar cada movimiento que hacemos desde dar un paso hasta levantar un dedo debemos de hacer el llamado a nuestro sistema neuronal.

neuronsEsto ocurre en mili segundos.

Cuando quieres levantar un dedo, das la orden a tu cerebro y en el mismo se activa un circuito que hace que levantes tu dedo.

Estos circuitos se van formando desde el momento que nacemos y cada vez van siendo circuitos más fuertes por lo que hay ciertas cosas que ya ocurren de manera inconsciente como salir corriendo cuando un auto te esta por chocar.

¿Cómo logran estos circuitos ser más fuertes?

Se llama mielina.

Las neuronas se conectan unas a otras a través de los llamados axones y la mielina es una capa de color blanco que se va formando por encima de los axones para permitir que el impulso eléctrico se transmita de manera rápida y eficiente (es decir, para que las neuronas se comuniquen de manera más rápida y así puedas llevar a cabo esa orden de manera más eficiente).

Ejemplo: un niño esta aprendiendo a caminar.

El niño ordena a su cerebro a pararse y caminar. Aquí el circuito de neuronas (el circuito nervioso) para pararse y caminar se activa pero como es un circuito completamente nuevo los axones cuentan con poca mielina, por lo que las neuronas no se comunican de manera tan eficiente lo que hace que el niño se caiga una y otra vez.

Con la práctica el niño va mejorando hasta que logra pararse y caminar sin caerse. Esto ocurre porque más y más capas de mielina se van formando encima de los axones por lo que el circuito se vuelve cada vez más eficiente.

Otro ejemplo: Tu circuito nervioso es como un circuito de internet.

Tu internet se vuelve mas rápido cuando le agregas más banda ancha.

La mielina vendría a ser la banda ancha de tu sistema neuronal.

origen-de-los-hábitos

Cuanta más capas de mielina hayan en los axones que comunica una neurona con otra, más rápido y eficiente serás en esa actividad en particular.

Entonces, volviendo a la pregunta inicial…

¿Por qué 7 días? ¿Cuál es el verdadero origen de los hábitos?

He aquí la famosa frase…

La práctica hace al experto.

Si realizas la misma actividad, es decir si ordenas a tu cerebro la misma cosa por 7 días, más y más capas de mielina serán creadas por lo que esta actividad será cada vez más fácil de realizar e incorporarla en tu día a día.

(recuerda que la mielina se forma por repeticiónLa frase debería de ser la practica hace a la mielina y la mielina te vuelve experto 😉 )

Cuando descubrí que este es el verdadero origen de los hábitos, automáticamente crear hábitos se volvió algo más fácil porque ahora entiendo que no es magia, no es un tema psicológico, es algo fisiológico que ocurre en nuestro cuerpo

No es magia. Es Ciencia.

(o mejor dicho, es naturaleza)

Todos somos capaces de crear mielina por repetición por lo que todos somos capaces de crear nuevos hábitos.

¿No se te hace más fácil comprometerte a crear nuevos hábitos ahora que ya sabes exactamente lo que tienes que hacer y sobre todo por qué hacerlo de esa manera?

¡Comprométete por un mínimo de 7 días y verás como incorporas nuevos hábitos a tu vida!

Y por cierto, si te está costando romper nuevos hábitos, el próximo artículo te será de mucha ayuda.

Nota: Cabe destacar que yo no soy experta en temas de neurociencia. Este post esta basado en mis aprendizajes del libro Código del Talento. Como me fue tan útil entender el verdadero origen de los hábitos decidí compartir mis aprendizajes a ver si tu compromiso también aumenta 😃

¿Te gustó este artículo? Hablemos en los comentarios! Y por sobre todo, comparte dando clic a uno de los botones de redes sociales para que más personas se enteren de esto!

  • Juan Sebastián Bonini Godoy

    Espectacular Fabi gracias por tu artículo!! No es el primero que ya me sirve mucho

    • Me alegra escuchar esto Juan! Muchas gracias!!