La Verdadera Razón Por La Que Nunca Cumples Con Tus Propósitos de Año Nuevo.

¿Por qué es tan difícil cumplir con los propósitos de año nuevo?

Los propósitos de año nuevo se esfuman muy pronto por una simple razón.

cumplir_propositos_de_ano_nuevoLos hábitos.

En específico, los MALOS hábitos.

En el artículo anterior te contaba cómo se forman los hábitos (el verdadero origen) y por qué la metodología de los 7 días funciona una y otra vez.

Un propósito de año nuevo es básicamente un nuevo hábito (o varios), que debemos de instalar para lograr ese objetivo propuesto, pero es difícil de cumplir porque los malos hábitos ya instalados son difíciles de romper.

¿Por qué?

Cuando creamos malos hábitos como por ejemplo fumar, pasa lo mismo que cuando formamos hábitos positivos.

El proceso que ocurre en tu circuito de neuronas es exactamente el mismo.

(si no sabes como se forman nuevos hábitos lee primero este artículo)

Por lo tanto, cuando realizas una actividad una y otra vez, más y más capas de mielina se van formando por lo que el hábito se vuelve más y más intenso.

Para lograr romper un habito lo que se debe hacer es programar un nuevo circuito en el cerebro con la nueva actividad, que poco a poco opaque al circuito anterior.

La mielina ya creada no desaparece, por lo tanto el circuito con tu hábito negativo quedará siempre ahi. El secreto para romper este hábito está en formar uno nuevo que termine opacando al anterior.

Es por esto que esos hábitos negativos (que tienen años de antigüedad) son tan difíciles de romper – hay muchas capas de mielina que hacen que el circuito sea casi natural, y esté super engranado en nosotros.

Del mismo modo sucede con las personas que sufren un ACV (o cualquier otro trauma

resolución-de-año-nuevo

Imagen extraída de Google

neurológico) en muchos casos pierden el habla, la capacidad de caminar, etc.

Cuando ocurre un ACV los circuitos neuronales se rompen. La mielina literalmente se rompe, por lo que la persona pierde la habilidad de realizar esa actividad (el circuito se rompe).

Sería como si el cableado que conduce tu internet se rompa, o haya un cable expuesto – tu internet se vuelve lento y falla.

Entonces para concluir, los propósitos de año nuevo son super difíciles de cumplir porque los malos hábitos son difíciles de romper – justamente no se rompen, no desaparecen.

Para cumplirlos, debemos estar realmente comprometidos a opacar los malos hábitos con los nuevos que nos llevarán a lograr el objetivo, y ser consistentes, debido a que los hábitos nuevos tardan más tiempo en formarse porque la mielina se forma únicamente con la repetición.

Dato curioso: Cuando Albert Einstein murió, le realizaron una autopsia a su cerebro, y encontraron que la mayor parte de su cerebro era de color blanco. La mielina es blanca. Esto te muestra la calidad de banda ancha que un genio como Einstein logró crear en su cerebro! Increíble no?

De nuevo, no es magia, es ciencia.

TODOS tienen la capacidad de crear nuevos circuitos neuronales.

Por lo tanto TODOS tienen la capacidad de crear nuevos hábitos y opacar los viejos hábitos.

Por lo tanto TODOS tienen la capacidad de cumplir sus propósitos de año nuevo 🙂

Solo requiere de un poco más de compromiso y por sobre todo consistencia para lograr opacar los malos hábitos.

¿Te gustó este artículo? Hablemos en los comentarios! Y por sobre todo, comparte dando clic a uno de los botones de redes sociales para que más personas se enteren de esto!

  • Juan Sebastián Bonini Godoy

    Genial el artículo